LA IMPORTANCIA DE MANTENERSE HIDRATADA

Manténgase hidratado gradualmente, durante todo el día. Beba líquidos o coma alimentos ricos en agua. Una persona sana necesita de 30 a 50 onzas de líquido por día (de 1 a 1,5 litros). Beber líquidos es crucial para mantenerse sano y mantener la función de cada sistema en su cuerpo, incluyendo su corazón, cerebro y músculos.

Los líquidos transportan nutrientes a las células, vacían las bacterias de la vejiga y previenen el estreñimiento. Los adultos mayores a menudo no obtienen suficientes líquidos y se arriesgan a deshidratarse, especialmente durante el verano cuando está más caliente y la gente transpira más. Las personas mayores no sienten la sed tanto como lo hacían cuando eran más jóvenes y eso podría ser un problema si están tomando un medicamento que puede causar pérdida de líquido, como un diurético.

AGUA ES FUNDAMENTAL PARA LA SALUD DE SU CORAZON

Mantener el cuerpo hidratado ayuda al corazón a bombear más fácilmente la sangre a través de los vasos sanguíneos a los músculos. Y, ayuda a los músculos a trabajar eficientemente. Esto significa que si usted está bien hidratado, su corazón no tiene que trabajar tan duro.

La deshidratación puede ser una condición seria que puede conducir a problemas que van desde los pies hinchados o un dolor de cabeza a enfermedades que amenazan la vida como un golpe de calor. Las señales de advertencia de deshidratación incluyen debilidad, presión arterial baja, mareos y confusión. Beba agua o jugos y coma alimentos ricos en agua como ensaladas, frutas y puré de manzana.

¿CUANTA AGUA REALMENTE NECESITAS?

¿Qué significa estar bien hidratado? La cantidad de agua que una persona necesita depende de las condiciones climáticas, la ropa que tengas puesta y la intensidad del ejercicio así como su duración.

Una persona que transpira fuertemente tendrá que beber más que alguien que no lo hace. Ciertas condiciones médicas, como diabetes o enfermedad cardiacas, también pueden significar que usted necesita beber más agua.

La sed no es el mejor indicador que usted necesita para beber, es decir, si tienes sed, ya estás deshidratada!

La manera más fácil de saber es prestar atención al color de su orina. Pálido y claro significa que estás bien hidratado. Si está oscuro y amarillo fuerte, beba más líquidos.

Coach James